Colección de rocas escaneadas con textura

Conjunto de rocas escaneadas en 3 dimensiones y con textura.

Modelo 3d de rocas con textura

Mediante escaneo 3d se pueden conseguir muchos modelos con una calidad relativamente alta. En el siguiente post podéis comprobarlo con unos sencillos ejemplos de rocas en 3d con textura.

Son varios modelos con la posibilidad de descarga gratuita, todos con textura.

El método de creación es relativamente sencillo y como en el caso del último escaneo (Fósil vegetal en roca travertino), con la formación adecuada se puede hacer un modelo cerrado y muy liviano.

Todos los escaneados se encuentran en la página de sketchfab por lo que se pueden visualizar y descargar gratis aquí: Colección rocas escaneadas en 3d

Si no sabes de sketchfab y su potencial visita: Información sobre el visor de sketchfab

Últimos publicados
Algunas conclusiones sobre los posibles usos

Algunos de los posibles usos de este tipo de recursos podrían ser la impresión 3d (de ahí la importancia de que sean modelos cerrados) o la utilización de dicho recurso en entornos virtuales como videojuegos.

Hay que hacer una especial mención a que la edición del modelo según sea el uso debe ser diferente. Por ejemplo, si quiero un recurso visual para entornos virtuales haremos un decimado (reducción de la densidad de la malla 3d) muy alto así como la reconstrucción de la malla para optimizar el recurso. Si por el contrario queremos una impresión 3d el decimado debe ser más contenido y encontrar un equilibrio entre geometría real y densidad de malla.

Un ejemplo más visual:

Fósil en roca travertino Modelo cerrado (sólido), geometría real.
Fósil en roca travertino
Modelo cerrado (sólido), geometría real.

En la imagen anterior vemos un modelo ya cerrado (textura oculta) y en teoría listo para la impresión. A partir de aquí nos podemos encontrar con algunos problemas a la hora de imprimirlo en 3d o de usarlo para entornos 3d.

Impresión 3d

Por un lado si queremos imprimirlo, debemos estar seguros de la geometría que será visible o dicho de otra manera que nivel de detalle podrá imprimir la impresora. A ser posible queremos reducir el modelo para adecuarlo a este nivel de detalle, pues no queremos tener problemas con rendimiento o ralentización del trabajo porque el modelo ocupe muchos megas. La textura no nos sirve (es posible imprimir colores pero dichas impresoras no son accesibles en la mayor parte de los casos).

Para mecanizados

Muy similar a lo que ocurre con la impresión 3d, pero con sus peculiaridades:

  1. El tamaño importa, incluso más que en impresión 3d, pues a veces se integra con otros elementos y debe ser preciso.
  2. No es necesario que sea un modelo sólido cerrado en la mayoría de los casos, pero ojo con la dirección de las normales.
  3. Decimar, decimar y decimar, siempre que se pueda ahorrar un mega es aconsejable hacerlo (cuando se pueda, si decimamos en exceso la calidad será reducida). Los programas específicos para CNC pueden verse muy afectados en el cálculo de trayectorias por el tamaño del modelo (sobretodo en grandes dimensiones). La realidad es que en la empresa hay equipos más limitados y con más desgaste por norma general.

    Este detalle no implica que las empresas escatimen en herramientas, sino que las que adquieren deben devolver un rendimiento y con lo rápido que avanzan los ordenadores no es posible que sean tan actuales como los pc’s domésticos.

    Si a esta realidad le sumamos un acabado con pasada de 1mm para una escultura de 3m, el resultado será probablemente varias horas de cálculo.

Recurso para entornos 3d

Ahora bien si queremos usar el modelo en un entorno 3d, ya sea un videojuego, un renderizado fotorealista para el trabajo, etc. Posiblemente la textura es imprescindible para nosotros. Sin embargo, querremos reducir la cantidad de memoria que ocupa nuestro recurso para no saturar nuestros recursos al usarlo. Es aquí donde entra en juego las técnicas de retopología y decimado de la malla 3d, así como otras diversas técnicas para mejorar el rendimiento y realismo.